Seguime en

Síguenos en TwitterSiguenos en Facebook

Gracias!

miércoles, 11 de mayo de 2011

Un recuerdo que recordé: La bebota negra



Hoy abrí una caja de Marlboro y la olí como siempre hago, porque uno de los olores que más me gusta es el olorcito que tienen los cigarrillos, cuando están en la caja, sin prenderse. Y me acordé, mi mamá cuando yo era chica siempre me decía NUNCA FUMES, hace mal, y es desagradable. Mi mamá nunca en su vida probó un cigarrillo, pero a ella no le agrada para nada porque mi abuela murió porque fumaba 3 box por día. Entonces le quedo muy presente eso, y como buena mamá siempre me aconsejo lo mejor. Hace mal fumar, es la verdad. Uno de los recuerdos que tengo de cuando era muy chica (5 o 4 años) es que cada vez que abrazaba a mi papá cuando llega del trabajo, me prendía como un monito a el y le olía la ropa, el pelo, la piel. Amaba ese olor, me encantaba el olor al cigarrillo que tenía. El llegaba dejaba su atado siempre en la mesita del teléfono, lo sigue dejando ahí hasta el día de hoy. Entonces yo iba abría la cajita de Marlboro y la olía, respiraba profundo y me guardaba el olor para mi. Después volvía a hacerlo.. Cada vez que pasaba cerca de la mesita del teléfono abría la cajita. Mi mamá cuando me veía hacerlo decía.. Esta nena acordate Ram va a fumar, y volvía a repetirme NUNCA FUMES HIJA.
Cuando era nena, tenia unos cuantos bebotes, me acuerdo tenía una bebota negra pero negra negra, y jugaba a que mi marido era un brasilero y nos había abandonado a las dos. O que era hija de la mucama y como no tenía plata me la había dado a mi para que se la cuide. Mis juegos eran muy trágicos, siempre se moría alguien, o mi marido me engañaba con la mucama o la mucama era yo y engañaba a la mujer con su marido, o era una mujer golpeada, cosas así. Me aburría jugar a la mamá y al papá felices, entonces jugaba sola porque nadie quería jugar a mi “Traginovela”. No sé porque era tan siniestra, no viví ninguna situación de esas, pero me encantaba hacer como que si.. Y era solamente cuando jugaba con mi bebota. En fin, no se porque escribí todo eso pero a lo que voy es que el recuerdo mas presente que tengo de mi cuando tenía esa edad es.. Yo estaba en mi patio con la bebota en brazos diciéndole: El zángano de tu padre nos abandonó. (Siempre a mis bebotas les hablaba como en venezolano, o algo así porque mi niñera veía una de esas novelas biorsis entonces mientras me peinaba las veíamos juntas) y en una de mis manitos tenía un palito de parra encendido “era un cigarrillo” y en el bolsillo del enterito de jean tenía una cajita de Marlboro llena de palitos de parra y un encendedor verde que me había comprado en Piuzzi (el negocio que estaba en la esquina de casa). Y hoy te digo mamá, tenías razón.. Iba a a fumar!


2 comentarios:

  1. Aiiaiii me tenté mal, " el zangano e tu padre nos abandonó" jajaja porque le decia eso a la bebé? la traumaba de chiquitita a su hija xD ..
    Hermosa nota, amo los recueros, después de todo.. Es lo unico que comprueba que estamos vivos, y lo unico que te queda del pasado <3 :)
    Hérmosísima nota, mezclaste lo sentimental, sentimientos fuertisimos, ya que son de tu infancia, pero tambien le pusiste diversión y gracia xD..
    Me quedé con esa " el zangano de tu padre nos abandonó" jajjaja xD :D

    ResponderEliminar
  2. JAJAJAJA te juro que a mis bebotas les hablaba en mexicano venezolano algo asi jaja, un desastre, que bueno que te haya gustado juanito!

    ResponderEliminar

Elegant Rose - Move